Tu ritual de afeitado paso a paso

Sí, sabemos que para muchos de ustedes, caballeros, el afeitado se considera una tarea. Pero, ya que es una obligación, mejor no nos enfadamos e intentamos que parezca un momento divertido igualmente.


Transformemos la tarea

 

Para muchos hombres, el afeitado es una pérdida de tiempo, con cortes, rojeces, irritación, granos...

Gracias a Raz*War, el afeitado se convertirá en un ritual agradable. Adoptando las herramientas adecuadas, te convertirás en un verdadero profesional.


Síganos paso a paso

 

La mayoría de los hombres utilizan maquinillas de afeitar desechables y crema de afeitar en spray. Pero hay algo más... Consigue el equipo adecuado y cambiará tu vida por completo. Te sentirás más seguro: te cortarás menos, te irritarás menos y te divertirás más.


El equipo que necesitas

 

Una pequeña inversión que se amortiza rápidamente porque la calidad del material hace que dure más tiempo.

El método de afeitado paso a paso

 
1. Prepara tu piel para la cuchilla.
Para ello, debes abrir o dilatar los poros de la piel de tu rostro tomando una ducha caliente o pasando una toalla húmeda y caliente por tu cara. El agua caliente permitirá que el pelo de la barba se ablande. Esto facilitará el paso de la cuchilla.

2. Aplica el aceite y el jabón de afeitar con la brocha de afeitar.
Carga tu brocha de afeitar con jabón de afeitar. Una espuma de calidad mantendrá tu piel hidratada y permitirá que la cuchilla se deslice suavemente por tu cara. Cubre tu cara con espuma.

3. Comienza a afeitarte.
Encuentra el ángulo adecuado para estar cómodo. No presiones ni fuerces, simplemente desliza la maquinilla. Cuando hayas terminado la primera pasada, vuelve a poner más espuma para hacer la segunda pasada si quieres.

4. Recuerda limpiar bien tus instrumentos y secarlos adecuadamente.
5. Aclara bien tu cara con agua fría para cerrar los poros de la piel. 
6. Aplica tu crema hidratante de día para dar a tu piel el cuidado que necesita para afrontar el día.

Deja un comentario