Evitar los pelos encarnados del afeitado

Para muchas personas, el afeitado conduce inevitablemente a la aparición de vellos encarnados. Sin embargo, existen consejos para evitarlos y disfrutar de un afeitado agradable. Los pelos encarnados pueden tener dos causas:

  • El vello es empujado bajo la piel durante el afeitado y no puede salir.
  • El vello se enrosca sobre sí mismo mientras crece y vuelve a salir en su bulbo.

Cuando el vello queda atrapado bajo la piel, el cuerpo reacciona tratándolo como un objeto extraño. La piel se inflama y se infecta. Todos los tipos de piel pueden ser propensos a los pelos encarnados, pero los hombres con pelo rizado o piel seca los tendrán más fácilmente. Si la piel está demasiado seca, puede crear una barrera para el crecimiento del vello. El vello se atasca entonces en su bulbo y sigue creciendo bajo la piel. El sebo se acumula entonces en el folículo piloso, recubriendo el vello encarnado y creando un grano infectado. Los pelos rizados tienden a enroscarse sobre sí mismos con más facilidad, creando un pelo encarnado.


Proteja su piel

 

Los productos utilizados durante el afeitado deben crear una protección entre la piel y la hoja de afeitar. Deben evitarse los botes de espuma y gel de afeitar porque resecan la piel, creando una barrera para el crecimiento del vello. También es mejor evitar los productos que contienen alcohol o agentes anestésicos porque cierran los poros, dificultando la salida del vello. Lo mejor es utilizar un aceite de afeitar y un jabón o crema de afeitar para conseguir un afeitado cómodo.


Afeitarse con el grano

 

Es muy importante afeitarse a contrapelo en la primera pasada de la cuchilla. El afeitado a contrapelo empuja el pelo hacia su folículo, creando un pelo encarnado. Si te afeitas una segunda vez, el vello ya es mucho más corto y es menos probable que se enquiste. Recuerda siempre no aplicar demasiada presión con la cuchilla. Una presión excesiva puede empeorar un vello encarnado ya existente al lesionarlo y reinfectarlo.


Utiliza las herramientas adecuadas

 

Una cuchilla inadecuada empeorará los vellos encarnados existentes. Una cuchilla sin filo ejercerá más resistencia al cortar el vello. Cada vez que una cuchilla infectada pase por encima de un vello encarnado, lo reinfectará. Para cuidar adecuadamente tu maquinilla de afeitar, guárdala en un lugar limpio y seco, lejos de la humedad.

El uso de una brocha de afeitar levantará el vello de forma natural y lo ablandará. El hecho de que el vello se levante al pasar la cuchilla por encima reduce la posibilidad de que se produzcan vellos encarnados. La brocha de afeitar también exfolia la piel muerta, lo que permite que el vello vuelva a crecer más fácilmente.


Cómo tratar un vello encarnado

 

Aplica un desinfectante natural sobre el vello encarnado, como aceite esencial de lavanda diluido en un aceite, o aceite de árbol de té para reducir la inflamación y el enrojecimiento. A continuación, intenta madurar el vello acelerando su crecimiento para conseguir una rápida curación del vello encarnado. A la hora de acostarse, aplique un poco de manteca de karité, un antiinflamatorio natural, y déjelo actuar toda la noche.

Si tienes un pelo encarnado en el cuello, evita llevar un jersey de cuello alto que pueda rozar el pelo encarnado e infectarlo. La fricción del cuello aumenta las posibilidades de desarrollar o empeorar un pelo encarnado. Utilizar un exfoliante dos veces por semana también ayuda a prevenir los vellos encarnados.

Deja un comentario