¿Cómo se crea la espuma de jabón?

¿Alguna vez se ha encontrado con jabones que no hacen espuma? ¿Le gusta la espuma? Pero, ¿te has interesado alguna vez por la ciencia que hay detrás? ¿Y por qué es útil para el afeitado?


¿Cómo se crea la espuma?


Cuando éramos niños, nos divertíamos haciendo pompas de jabón mezclando líquido lavavajillas con agua, sumergiendo un círculo y soplando. Pero, ¿cómo funcionan estas burbujas y de qué están hechas?


El jabón se compone de dos partes: una cabeza a la que le gusta el agua y repele la grasa, y una cola a la que le gusta la grasa y repele el agua. Son dos polos opuestos. De ahí viene el poder de lavado del jabón: las colas atrapan las partes grasas, y las cabezas se adhieren al agua cuando se aclara, permitiendo eliminar las partes grasas. Esta esfera de moléculas de jabón que atrapan una sustancia grasa se llama micela. 

Encontramos este poder de lavado en todas partes en nuestra vida cotidiana, ya sea en la pastilla del lavavajillas, o en el champú. Sin embargo, ¿cómo se crean las burbujas en todo esto? 

Una burbuja de jabón es en realidad aire atrapado en una capa de jabón y agua. Esta fina capa de agua está a su vez rodeada de moléculas de jabón. Las pompas de jabón aparecen cuando el aire se agita en presencia del agua y el jabón. Sin aire, no es posible que la burbuja atrape aire.

 

Micelle

 

¿Qué pasa con la espuma?


Desde un punto de vista científico, la espuma es... ¡burbujas de gas separadas por un líquido! La espuma creada por un jabón en nuestra vida cotidiana es, por tanto, burbujas de aire separadas entre sí por un líquido, a menudo agua. La espuma es millones de burbujas de aire unidas entre sí por una película continua de agua atrapada entre dos capas de moléculas de jabón. 

 

¿Qué relación tiene esto con el afeitado?


La espuma de jabón desempeña un papel muy importante en el afeitado convencional, gracias a su contenido de agua. Como la espuma es agua entre finas capas de jabón, cuanta más espuma, más agua. Cuanto más densa sea la espuma creada por el jabón, más agua (formando la película continua), y menos aire. El agua es esencial en un buen afeitado porque suaviza el pelo que se encharca y evita la deshidratación de la piel.


En resumen, ya sabes lo que es la espuma, pero recuerda una cosa: ¡no tiene que hacer espuma para que limpie!

Deja un comentario